Algunos chistes cortos

Origen: Algunos chistes cortos

Anuncios
Estándar

La verdad del sexo

tan_gente

Comenzamos un nuevo capítulo del libro de J. L. Lorda: Moral. El arte de vivir. Se trata del cap. 8. Transmitir la vida, y como se indica en el título hace referencia a la moral sexual. Empezamos:

La verdad del sexo

Nos toca entrar ahora en un tema esperado: la moral sexual. Por alguna razón se tiende a considerar la moral sexual como si fuera el aspecto más importante, si no el único, de la moral. En realidad, la sexualidad no es el quicio de la moral, aunque es un tema muy importante. No es diferente de otros, ni necesita tampoco reglas o leyes especiales. Se trata de oír la voz de la naturaleza; la voz de las cosas que nos dicen lo que son.

Ver la entrada original 1.467 palabras más

Estándar

Percepción infantil sobre las madres (humor)

tan_gente

 En una clase de niños de 8 y 9 añitos, se les hicieron algunas sencillas preguntas sobre las madres, para medir la apreciación que tienen de su entorno.

ESTAS FUERON ALGUNAS DE LAS RESPUESTAS MÁS GRACIOSAS
A.- ¿Por qué hizo Dios a las Madres?
1. Porque son las únicas que saben dónde están las cosas en la casa.
2. Principalmente para limpiar la casa.
3. Para ayudarnos cuando estábamos naciendo.
4. Para que nos quisieran
B) ¿Cómo hizo Dios a las Madres?
1. Usó tierra, como lo hizo para todos los demás.
2. Con magia además de súper poderes y mezclar todo muy bien.
3. Dios hizo a mi mamá así como me hizo a mí, solo que usó partes más grandes.
4. Yo creo que tardó mucho en hacerlas, pues mi papá dice que a veces las mujeres son muy complicadas.
C) ¿Qué ingredientes usó?
1. Dios hizo a…

Ver la entrada original 423 palabras más

Estándar

Cómo compaginar el rigor con la benevolencia

tan_gente

Rigor y benevolencia

Si sabemos reconocer que –a pesar de las apariencias– todas las personas son débiles, cometen errores y con facilidad se equivocan, tendremos más facilidad para tratar con benevolencia a los demás, con un corazón grande, una mirada buena que exprese un juicio bueno, positivo, nunca un juicio temerario. Alguien con aspecto de seguridad es, quizá, una persona enferma o preocupada, y si nos dejáramos llevar por la primera impresión, juzgando que es una persona «prepotente», que avasalla, y nuestro trato fuera frío y distanciado, habríamos cerrado la puerta para que se estableciera una relación cordial que podría proporcionar un gran bien a los dos.

Una actitud benevolente va unida a la sencillez y a la afabilidad, favorece las buenas relaciones, facilita la concordia, anima a las personas a responder con la misma moneda, que es la clemencia.

Ver la entrada original 189 palabras más

Estándar