Les exhorto…a que ofrezcan sus cuerpos como ofrenda viva, santa, agradable a Dios

«nuestro verdadero vínculo con los demás –vínculo de amistad o de amor fundado en una confianza sin falla– no es posible sino en la luz de la transcendencia» (F. Cheng).Durante un discurso centrado en la vida cristiana según la caridad, san Pablo escribe lo siguiente: «Os exhorto, por tanto, hermanos, por la misericordia de Dios, a que ofrezcáis vuestros cuerpos como ofrenda viva, santa, agradable a Dios: este es vuestro culto espiritual» (Rm 12, 1; espiritual: «logikèn»; «rationabile»). La ofrenda del «cuerpo» indica aquí que es la persona misma la que ha de entregarse a Dios (sin limitarse a los cultos externos). Refiriéndose al auténtico culto espiritual, el apóstol de las gentes introduce una viva invitación a la caridad como amor oblativo. La castidad, sea en el matrimonio o fuera de él, está íntimamente ligada a la caridad. Como dice san Bernardo, «por mucha que sea la hermosura de la castidad, no tiene valor ni mérito alguno sin la caridad […]. La castidad sin la caridad es un candil sin aceite».

Origen: Les exhorto…a que ofrezcan sus cuerpos como ofrenda viva, santa, agradable a Dios

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s