Vende… dale… y luego sígueme!

tan_gente

Deducciones-para-familias-numerosas-y-con-discapacitados-e1421425247497Ya terminé la convivencia que estaba atendiendo en Tres Vistas. Aquí estamos de nuevo. Empezamos el tiempo ordinario con este comentario de nuestro amigo José Fernando:

¿Nunca has dicho «guárdame esto»? Por ejemplo: estás en el aeropuerto, cargado con tu maleta, esperando a que llegue la hora del embarque, y decides pasar a una cafetería para tomar un café. Entonces le dices a un amigo «guárdame esto, que ahora vengo», le entregas la maleta y vas, ligero de equipaje, a tomar tu desayuno. La misma escena podría describirse cambiando «cafetería» por «cuarto de baño», pero he preferido el primer ejemplo, que es menos ordinario. En todo caso, hay mil circunstancias en la vida en las que es mejor confiar a otro tu carga para poder hacer lo que deseas sin demasiado estorbo.

   Vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo…

Ver la entrada original 77 palabras más

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s