¡Desde arriba!

tan_gente

“Yo te saqué de los apriscos, de andar tras las ovejas, para que fueras jefe de mi pueblo Israel. Yo estaré contigo en todas tus empresas, acabaré con tus enemigos, te haré famoso como a los más famosos de la tierra”.

Después de llevar a Jerusalén el Arca de la Alianza, David abrigó una secreta vergüenza. En efecto, allí estaba el Arca, símbolo de la gloria de Dios, en el interior de una tiendecita de campaña…  Sin embargo él vivía en un palacio rodeado de lujos, y hasta sus servidores habitaban en magníficas casas de cedro… Así que le nació  la idea de ensalzar a Yahvé: le construiría un gran templo, un templo digno del Rey de los Cielos.

En estas cabilizaciones andaba, cuando el profeta Natán le hizo llegar la impugnación del Altísimo: “Aún no, David. Primero te ensalzaré Yo a ti, te situaré por encima de…

Ver la entrada original 355 palabras más

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s