Percepción infantil sobre las madres (humor)

tan_gente

 En una clase de niños de 8 y 9 añitos, se les hicieron algunas sencillas preguntas sobre las madres, para medir la apreciación que tienen de su entorno.

ESTAS FUERON ALGUNAS DE LAS RESPUESTAS MÁS GRACIOSAS
A.- ¿Por qué hizo Dios a las Madres?
1. Porque son las únicas que saben dónde están las cosas en la casa.
2. Principalmente para limpiar la casa.
3. Para ayudarnos cuando estábamos naciendo.
4. Para que nos quisieran
B) ¿Cómo hizo Dios a las Madres?
1. Usó tierra, como lo hizo para todos los demás.
2. Con magia además de súper poderes y mezclar todo muy bien.
3. Dios hizo a mi mamá así como me hizo a mí, solo que usó partes más grandes.
4. Yo creo que tardó mucho en hacerlas, pues mi papá dice que a veces las mujeres son muy complicadas.
C) ¿Qué ingredientes usó?
1. Dios hizo a…

Ver la entrada original 423 palabras más

Estándar

Cómo compaginar el rigor con la benevolencia

tan_gente

Rigor y benevolencia

Si sabemos reconocer que –a pesar de las apariencias– todas las personas son débiles, cometen errores y con facilidad se equivocan, tendremos más facilidad para tratar con benevolencia a los demás, con un corazón grande, una mirada buena que exprese un juicio bueno, positivo, nunca un juicio temerario. Alguien con aspecto de seguridad es, quizá, una persona enferma o preocupada, y si nos dejáramos llevar por la primera impresión, juzgando que es una persona «prepotente», que avasalla, y nuestro trato fuera frío y distanciado, habríamos cerrado la puerta para que se estableciera una relación cordial que podría proporcionar un gran bien a los dos.

Una actitud benevolente va unida a la sencillez y a la afabilidad, favorece las buenas relaciones, facilita la concordia, anima a las personas a responder con la misma moneda, que es la clemencia.

Ver la entrada original 189 palabras más

Estándar

Formación personalizada: Nivelación de conocimiento.

Innovación Educativa

Estamos  impartiendo una lección magistral, la hemos preparado detenidamente, aportando ejemplos prácticos, tratando de motivar a nuestro alumnado. Todo va bien,  pero de repente varios alumnos levantan la mano y nos dicen que no saben nada de determinados conceptos que dábamos por sabidos.

¿Qué hace? ¿interrumpe su lección magistral planificada para explicar conceptos previos y necesarios? ¿le  da igual que no sepan los conocimientos previos sabiendo que no se van a enterar de su clase?

Cuando preparamos los recursos didácticos en una determinada asignatura  lo hacemos suponiendo que el alumnado conoce ciertos conceptos previos y que, además, se supone que los deberían tener. Sin embargo es posible que los tengan olvidados, que no los hayan dado o simplemente que en su momento no los entendieron.

También es posible que usted piense que el alumnado debe “refrescar “esos conceptos previos por su cuenta, sin embargo, el problema es que muchas veces…

Ver la entrada original 205 palabras más

Estándar